Nosotros hemos avanzado, hay una agenda a nivel de Naciones Unidas, la 2030 que propone hacer varias acciones en torno al trabajo con jóvenes y personas adultas, con personas con discapacidad y en la parte productiva, Bolivia ha avanzado e invita a Latinoamérica a que sigamos avanzando”, sostuvo el Viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre Ledezma, a la conclusión del 8vo Encuentro Internacional de Educación Alternativa y Especial del Ministerio de Educación.

“El Modelo Educativo Socio-comunitario Productivo en la Transformación de la Educación Alternativa y Especial”, fue el tema de reflexión, aportes y propuestas, además de otros aspectos relevantes como la educación inclusiva, educación para la diversidad, educación productiva, post-alfabetización y certificación de competencias en base a las potencialidades productivas de las regiones, en este evento que tuvo como sede La Paz, desde el 4 al 7 de Julio.

La propuesta para América Latina tiene que ver con: Educación inclusiva para personas con discapacidad; Educación para las diversidades, Educación Productiva en base a potencialidades regionales, Educación a lo Largo de la Vida, Educación para Vivir Bien, entre otros temas

En el caso de la educación inclusiva, sobre todo en la educación regular, Primaria y Secundaria, donde existe la necesidad de incluir a los niños y jóvenes con discapacidad en mejores condiciones.

En torno a la Educación para la Diversidad, Bolivia presenta importantes avances en lo concerniente a la Educación en Cárceles, Educación en Cuarteles, Educación Técnica, Tecnológica, Productiva, además de lo que se conoce ahora como la Educación a Distancia y que Bolivia tiene planificado implementar en la modalidad semi-presencial.

Los aportes y conclusiones, que serán presentadas próximamente, tienen el respaldo de UNESCO OREALC en representación de los países de América Latina y El Caribe y de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación, que representa a las instituciones educativas más importantes de toda Latinoamérica.

“Para ello, Bolivia tendrá el liderazgo para seguir avanzando en la educación alternativa y especial y la Agenda 2030, pero también nuestra agenda 2025”, concluyó la autoridad.

El 8vo Encuentro Internacional de Educación Alternativa y Especial contó con la participación de más de 800 participantes, entre maestras y maestros, participantes, actores sociales, padres de familia y siete expertos internacionales, que trabajarán en Comisiones en torno a 10 temáticas, previamente definidas.

Ministerio de Educación

La directiva de los internos del Centro de Readaptación Productiva de Montero (CEPROM) con el apoyo de Fundación IRFA el pasado 14 de diciembre trabajó su Plan Operativo Anual (POA) 2017, el cual define las actividades y cursos que se realizarán la próxima gestión en este centro penitenciario.

Con este documento la directiva de los internos quiere tomar la iniciativa y fortalecer el CEPROM para que sea un centro de educación y trabajo.

Esta es la segunda vez que se construye un POA en el CEPROM, instrumento que ha sido su guía de trabajo durante todo el año y les ha permitido ejecutar todo lo planificado, logrando incluso nuevos proyectos para el centro.

Fundación IRFA ejecuta un proyecto educativo en la cárcel de Montero, que incluye el programa El Maestro en Casa de educación alternativa, que incluye la formación de Maestros Guías, profesores voluntarios (internos) para adecuar el método del Maestro en Casa a las características del contexto de encierro.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos

Foto: Fundación IRFA

Enclavado al sur de la ciudad, en la zona de Los Lotes, se encuentra el barrio Pedro Díez, allí Fundación IRFA tiene un centro del Maestro en Casa, al que asisten 16 participantes, 3 hombres y 13 mujeres, entre ellas la señora Elisa Marqués, que cursa el 5to y 6to de primaria.

Elisa diariamente trabaja atendiendo su pastelería, con productos que ella misma elabora y por las noches vende comida, pero además se ha dado tiempo para retomar sus estudios con el Maestro en Casa, “doy gracias a Dios porque solamente son los jueves (las tutorías presenciales) y los demás días por radio…los jueves me acomodo al horario (nocturno) porque sí o sí quisiera aprender más”, indica Elisa.

Luego de salir de algunos problemas familiares, Elisa asegura que una de las razones para retomar los estudios es la necesidad de subir su autoestima, el apoyo de sus siete hijos en este desafío es también fundamental y agrega con mucha confianza “no me veo frustrándome ahora con mis estudios, ni en mis sueños que los estoy logrando, quisiera salir bachiller y animar a mí esposo que se quedó en los estudios para que él también vuelva”.

“No hay sueño frustrado cuando hay las ganas de lograr algo, uno se puede realizar como madre y como esposa, se puede realizar en los estudios y en todas las áreas, eso nos hace una mujer realizada de verdad, no hay edad, no hay límite para poder seguir estudiando…no hay barreras, ni límites para lograr nuestros sueños”, es el mensaje final de Elisa.

Audio: Danner Álvarez Suárez
Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

“Valoremos a los docentes, mejoremos su situación profesional” es el lema del Día Mundial del Docente o si prefiere día de las maestras y maestros que se recuerda este 5 de octubre, fecha instaurada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO.

Desde Fundación IRFA queremos destacar el trabajo de las maestras y maestros guías del Maestro en Casa, quienes hace un trabajo voluntario como una forma de aportar a su comunidad, como nos asegura Evelia Ruíz García, pedagoga y estudiante de sicología, que lleva 4 años como voluntaria del Maestro en Casa en el barrio Los Lotes de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Evelia tiene muchas historias sobre los estudiantes con los que ha compartido, pero nos cuenta la historia de una alumna suya del Maestro en Casa, que ha logrado avances positivos en su vida a partir de su participación en este programa de Fundación IRFA, “incluso estuvo a punto de perder la custodia de sus hijos…ahora ha estabilizado su hogar y tiene a sus hijos a su lado”, nos dice con mucha satisfacción.

Ser Maestra Guía voluntaria representa un desafío, pues hay que distribuir el tiempo entre el trabajo, la familia y a veces los estudios, sin embargo, el Maestro en Casa es una oportunidad para la formación de docentes y para involucrarse con la comunidad, asegura Evelia Ruíz García.

Los docentes no sólo son fundamentales para hacer realidad el derecho a la educación, también son esenciales para lograr una educación equitativa y de calidad, y por lo tanto, deben tener las competencias necesarias, recibir una buena formación, estar profesionalmente calificados y encontrarse motivados mediante la valoración de su labor. Así que desde Fundación IRFA y radio Santa Cruz reconocemos su gran esfuerzo y les decimos ¡¡¡muchas gracias profes!!!

Audio: Danner Álvarez
Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

El jueves 4 de agosto el Centro de Readaptación Productiva Montero (CERPROM) llevó adelante un desfile en honor a los 191 años de la fundación de Bolivia, en el que participaron maestros guías y estudiantes del maestro en Casa de Fundación IRFA que son internos en este centro.

En el desfile también participaron facilitadores e internos que se capacitan en diferentes profesiones técnicas, como sastrería, carpintería y metalurgia.

En el desfile estuvo el Lic. Hernán Zegarra responsable del programa CERPROM del municipio de Montero, entre otras autoridades.

Fundación IRFA está presente en CERPROM a través del Maestro en Casa, con educación primaria (primero a sexto) y secundaria con aprendizaje aplicado (primero y segundo).

IMG 20160805 WA0007

En el cantón Paurito del municipio de Santa Cruz de la Sierra, se encuentra el Centro de Rehabilitación Peniel, allí cada martes los internos que son estudiantes del Maestro en Casa se reúnen para su encuentro presencial semanal con el maestro guía, llenos de esperanza por lograr una vida mejor.

Uno de esos estudiantes es Armi Prieto, un joven de 23 años oriundo de Roboré que se encuentra en silla de ruedas, luego de sufrir agresiones como consecuencia de la vida de drogadicción y alcoholismo que llevaba.

IMG 20160928 WA0004

 

Armi siente que tiene una oportunidad para cambiar de vida, “tenía dificultades para leer y escribir…ya que estamos intentando cambiar de vida porque no aprovechar para poder estudiar y ser alguien en la vida”, es su esperanzador pensamiento.

La idea de este joven es culminar sus estudios con Fundación IRFA para luego estudiar teología, actualmente cursa 3ro y 4to de aprendizajes elementales y además en el Centro Peniel se dedica a elaborar artesanía.

“Tenía un poco de complejo para volver a estudiar por mi edad, pero viendo esta oportunidad me animé y me está ayudando mucho a leer y escribir, a las personas que piensan que no se puede yo les digo que sí se puede y que aprovechen la oportunidad que nos da IRFA”, es el mensaje que nos deja.

En el espacioso Centro Peniel nos encontramos también con Víctor Hugo Villarroel, un hombre de 39 años que reconoce que estudió hasta 5to básico en la educación formal y que las drogas lo alejaron de los libros, lápices y cuadernos.

IMG 20160928 WA0001

“Elay estamos aprovechando el momento para poder aprender un poco más”, nos dice Víctor Hugo con el tradicional acento de que quienes son oriundos del oriente boliviano. Asegura que la actividad que más le agrada hacer en el centro de rehabilitación es la agricultura.

Víctor Hugo se siente agradecido con Dios, Centro Peniel y Fundación IRFA por poder continuar estudiando y sueña con ser agricultor, “no hay excusas, tengo 39 años y no me da vergüenza aprender porque nunca es tarde, nunca perdí las esperanzas también de salir de la drogadicción y de la delincuencia”, es el mensaje que expresa para cerrar nuestra conversación.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

En las inmediaciones de las cabañas del río Piraí, pasando condominios elegantes, algunos todavía a medio construir, se encuentra el barrio Ambrosio Villarroel. Casas humildes, en muchos casos construidas con materiales precarios, constituyen este barrio en el que habitan hombres y mujeres llegadas de diferentes puntos del país y que en su mayoría tienen trabajos inestables, como ripieros, lavadores y cuidadores de vehículos, pequeños comerciantes o expendedores de comida en las cabañas.

En el barrio Ambrosio Villarroel desde hace 3 años trabaja Fundación IRFA con su programa el Maestro en Casa (MEC), con el cual se brinda educación alternativa a jóvenes y adultos que no pudieron acceder a la educación formal. En este barrio todas las participantes del MEC son mujeres, la mayoría de ellas migrantes.

Entre las participantes se encuentra Salomé Cortez, que además es dirigente de este barrio que se enfrenta al serio problema del desalojo a causa de su ubicación en las cercanías del río Piraí, a pesar de que se encuentran asentados hace más de 30 años en la zona, afirma la septuagenaria mujer nacida en el departamento La Paz.

Entre las participantes también se encuentran dos mujeres que son madre e hija, la señora Sofía Mencarí, natural del departamento de Beni, y Viviana su hija, quienes aseguran que se apoyan una a otra para realizar las tareas.

Este 31 de mayo, ellas y su maestro guía, Danner Álvarez, celebraron el día de la madre con diferentes alimentos preparados por ellas y algunos pequeños obsequios en un ambiente lleno de calidez en el patio de la casa de la señora Sofía Mencarí, donde funciona el centro de orientación del Maestro en Casa en el barrio Ambrosio Villarroel.

El maestro guía de este grupo nos comentó que las mujeres participantes del programa en este barrio, además de ser únicamente mujeres, todas son madres y en algunos casos se encargan solas del cuidado de sus hijas e hijos, por lo que su esfuerzo para participar en estos cursos es muy valorable.

Según los datos de Fundación IRFA, en 40 años de trabajo con educación alternativa para jóvenes y adultos, el 70% de las personas participantes han sido mujeres.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

20160531 174622

Una vez a la semana los maestros guías y participantes del programa de educación para adultos El Maestro en Casa de Fundación IRFA se reúnen para fortalecer los avances de las clases radiofónicas.

Fundación IRFA ha desarrollado un programa curricular para adultos estructurado por ciclos y niveles, con clases radiofónicas, material didáctico escrito y encuentros presenciales. Compartimos con ustedes algunos de estos espacios.

En el barrio Fe y Alegría, ubicado en la zona del mercado La Ramada, las reuniones se realizan con dos estudiantes que aprovechan su tiempo libre luego de trabajar en un restaurante.

IMG 20160915 WA0003

En la comunidad de Peji, en el municipio de La Guardia, también hay un grupo de estudiantes del Maestro en Casa, que se reúne en la unidad educativa del lugar con el facilitador Sixto Flores.

IMG 20160915 WA0009

En el barrio Alto Palmira, que se encuentra en la zona de Palmasola, donde una de las participantes es la señora Margarita Márquez, “una de las más participativas, comenta que le ha gustado mucho volver a estudiar y que hay temas que estamos pasando de sociales que también su hijo avanza en la escuela y así van a la par”, nos dice el facilitador Danner Álvarez.

IMG 20160915 WA0004 

Los centros educativos sirven de espacio para los encuentros presenciales en distintos lugares, como es el caso de La Merced donde se encuentran estudiantes de secundaria del Maestro en Casa, con su facilitadora Sandra Quispe.

IMG 20160915 WA0017

Pero además, los espacios de encuentro sirven para compartir en comunidad, como sucede en el barrio Ambrosio Villarroel en las proximidades del río Piraí, donde luego de clases comparten una Apthapi (cada quien lleva algo de comer para compartir).

IMG 20160915 WA0007

Estos son solo algunos de los ejemplos del destacable esfuerzo de los estudiantes, maestros guías y facilitadores del Maestro en Casa de Fundación IRFA, para poder acceder a una educación alternativa y popular.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

Semanalmente los participantes del Maestro en Casa tienen una tutoría en la que participan para fortalecer y practicar lo aprendido en los programas que se emiten diariamente a través de radio Santa Cruz de Fundación IRFA.

En San José, comunidad del municipio de La Guardia, la sede del adulto mayor es uno de los centros de orientación donde cada sábado, los participantes trabajan distintos temas, realizando ejercicios y prácticas en la etapa de conocimientos elementales.

De acuerdo al facilitador de Fundación IRFA en este municipio de la provincia Andrés Ibáñez, Sixto Flores, los participantes están muy motivados a la hora de realizar las actividades educativas, lo que garantiza su presencia cada semana los sábados de 9:00 a 12:30.

El Profesor Sixto, en horas de la tarde, acompañó a otro grupo en la comunidad La Peñita, también del municipio de La Guardia, donde los participantes también muestran entusiasmo por participar en estos procesos de educación alternativa dirigidos a personas jóvenes y adultas.

Otras comunidades del municipio de La Guardia en los que se realizan las tutorías semanales son El Carmen y Cumbre de las Américas, entre otras.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

IMG 20160516 WA0011IMG 20160519 WA0007IMG 20160519 WA0006

“Leyendo el pasado, construyendo el futuro”, es el lema con la UNESCO celebra el 50 aniversario del día internacional de la alfabetización, de esta manera se destacan los esfuerzos y progresos realizados para aumentar las tasas de alfabetización en el mundo entero. En nuestro país, los avances han sido positivos ya que el analfabetismo se ha reducido al 3%.

De hecho, Bolivia fue declarada libre de analfabetismo, gracias al reducido porcentaje de personas analfabetas en su territorio.

Entre los esfuerzos por la reducción del analfabetismo en nuestro país, no podemos dejar de mencionar el aporte realizado por el Maestro en Casa de Fundación IRFA, que ha contribuido a la educación de más de 300 mil personas.

Fundación IRFA con el Maestro en Casa ha desarrollado un programa curricular para adultos estructurado por ciclos y niveles, con clases radiofónicas, material didáctico escrito y encuentros presenciales, una vez a la semana, entre participantes y maestros guías.

Los participantes del Maestro en Casa redoblan esfuerzos para acceder a la educación, ya que al ser personas adultas no tienen mucho tiempo libre para asistir a clases, por lo que la metodología a distancia les es muy conveniente. Muchos de ellos incluso han logrado continuar con estudios superiores, otros se trasforman en maestros guías que coadyuvan a la formación educativa de otras personas.

Carlos Coca, responsable del programa Maestro en Casa, asegura que muchos de los estudiantes de este programa “han logrado estudiar, son profesionales, son profesores, ingenieros, doctores y muchos de ellos se han quedado en sus comunidades y son autoridades, siempre han estado ligados a la organización (comunal), apoyando a la producción”.

El trabajo del Fundación IRFA se ha expandido a nuevas iniciativas, como la Educación Intercultural Bilingüe (EIB), que desarrolla en idioma guaraní en Charagua, y educación permanente, que implica la formación de técnicos medios en sanidad animal, apicultura, emprededurismo, transformación de frutas y verduras, esto con el objetivo de que las personas que viven en situaciones de exclusión adquieran habilidades para lograr un empleo digno y mejorar sus ingresos familiares.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA

En el marco de los festejos por los 50 años de Fe y Alegría en Bolivia, la dirección departamental de Fe y Alegría entregó reconocimientos a aquellas personas que llevan más años trabajando en nuestro movimiento educativo. En el caso de la Fundación Instituto Radiofónico Fe y Alegría el reconocimiento fue para Armando Vásquez Menacho, que lleva 38 años trabajando por la educación.

Fundación IRFA y el maestro en Casa cumplieron el año pasado 40 años de trabajo, enmarcados en la misión del Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social de Fe y Alegría, cuya acción se dirige a sectores empobrecidos y excluidos para potenciar su desarrollo personal y participación social.

Más artículos...