En el día internacional de la alfabetización celebramos el esfuerzo de los participantes del Maestro en Casa

Maestro en Casa
Typography

“Leyendo el pasado, construyendo el futuro”, es el lema con la UNESCO celebra el 50 aniversario del día internacional de la alfabetización, de esta manera se destacan los esfuerzos y progresos realizados para aumentar las tasas de alfabetización en el mundo entero. En nuestro país, los avances han sido positivos ya que el analfabetismo se ha reducido al 3%.

De hecho, Bolivia fue declarada libre de analfabetismo, gracias al reducido porcentaje de personas analfabetas en su territorio.

Entre los esfuerzos por la reducción del analfabetismo en nuestro país, no podemos dejar de mencionar el aporte realizado por el Maestro en Casa de Fundación IRFA, que ha contribuido a la educación de más de 300 mil personas.

Fundación IRFA con el Maestro en Casa ha desarrollado un programa curricular para adultos estructurado por ciclos y niveles, con clases radiofónicas, material didáctico escrito y encuentros presenciales, una vez a la semana, entre participantes y maestros guías.

Los participantes del Maestro en Casa redoblan esfuerzos para acceder a la educación, ya que al ser personas adultas no tienen mucho tiempo libre para asistir a clases, por lo que la metodología a distancia les es muy conveniente. Muchos de ellos incluso han logrado continuar con estudios superiores, otros se trasforman en maestros guías que coadyuvan a la formación educativa de otras personas.

Carlos Coca, responsable del programa Maestro en Casa, asegura que muchos de los estudiantes de este programa “han logrado estudiar, son profesionales, son profesores, ingenieros, doctores y muchos de ellos se han quedado en sus comunidades y son autoridades, siempre han estado ligados a la organización (comunal), apoyando a la producción”.

El trabajo del Fundación IRFA se ha expandido a nuevas iniciativas, como la Educación Intercultural Bilingüe (EIB), que desarrolla en idioma guaraní en Charagua, y educación permanente, que implica la formación de técnicos medios en sanidad animal, apicultura, emprededurismo, transformación de frutas y verduras, esto con el objetivo de que las personas que viven en situaciones de exclusión adquieran habilidades para lograr un empleo digno y mejorar sus ingresos familiares.

Texto: Julio Rodríguez Barrancos
Foto: Fundación IRFA